Domingo del Buen Pastor

95211468_3013224405382293_7412387724897812480_n
Gracias Buen Pastor, por ser la Puerta!
Gracias por llamarnos a la libertad.
El Reino es invitación y llamada a un rebaño en salida.
Quien se acostumbra a la comodidad del corral, ha claudicado en tener sus ojos y su corazón centrado en la Puerta.
Tu rebaño es de praderas, porque el Reino es para los corazones libres, para quienes se sienten siempre en camino, para los que han hecho de la esperanza el alimento de sus vidas. Lo vital siempre está afuera.
Centrarnos en vos siempre será invitación, para vencer el aislamiento, para amar el mundo. Dejar de mirarte es centrarnos en los muros del corral y convertir el afuera en una amenaza a nuestras seguridades.
Gracias por tu dulce voz que nos llama y que es tan real como la vida misma, voz que resuena en el llanto de los niños, en la soledad de los ancianos, en el clamor de los vulnerables, en las exigencias de los necesitados, en los consejos sabios que iluminan caminos.
Tu voz siempre será de una elocuencia inconfundible, que invita a servirte y a seguirte para subir a las altas praderas del amor.
Gracias por primerear la salida y mostrarnos los amplios horizontes de tu Reino. Dejarnos guiar será siempre una disyuntiva que acontezca en el corazón humano, no seguirte es seguir a otros, bajo apariencia de una libertad que esconde el sinsentido.
Gracias por susurrar mi nombre, el nombre de cada hombre y mujer que invitas a la hermosa aventura de seguirte, de ser pastores, sin nunca dejar de ser ovejas.
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print